Seleccionar página

In & Out Jazz Tributo a Chano Domínguez

12

DICIEMBRE, 2018

Ficha: SEBASTIÁN DOMÍNGUEZ. Pianista (Cádiz, 1960).

El pianista Chano Domínguez presenta en España sus proyectos más recientes con motivo del cuarenta aniversario.

Fotografías: Ana Zaragoza Bermejo

Es el año de Chano Domínguez; cuatro décadas desde que Sebastián Domínguez (Cádiz, 1960) graba su primer disco como teclista del grupo Cai, dando así comienzo a su carrera profesional; no hay duda de que merecidamente se ha convertido en una de las figuras más respetadas y reconocidas del panorama musical internacional, creando escuela con una larga lista de músicos.

Su aportación al jazz es enorme; a través de un trabajo profundo, ha definido y transmitido su visión particular en un lenguaje único a partir de la música que le ha influido, en especial, la libertad de improvisación del jazz y la riqueza de nuestro archivo flamenco, estilos que están en su background.

El compromiso del gaditano no ha menguado con los años, demostrando que para él la música es lo primero: “mi inquietud por seguir mejorando no decae con los años, todo lo contrario, me siento más comprometido conmigo mismo y con la labor que desarrollo”   

CHANO DOMÍNGUEZ / Getxo Jazz 2018

Chano Domínguez reside en Nueva York, y a pesar del ajetreado calendario de giras internacionales, ha presentado en España sus proyectos más recientes. El homenaje desde el Café Central ha sido celebrar su cuarenta aniversario con una residencia en el Jazz Club de treinta días para mostrar su música y sus nuevos trabajos: New Flamenco Sound, su proyecto más eléctrico, junto a Jordi Bonell (guitarra), Ernesto Aurignac (saxo), Pep Pérez Cucurella (bajo), David Gómez (batería); también, acaba de presentar, Spanish Brass, un quinteto de metales con percusión flamenca y piano.

Además de su trío habitual con el contrabajista Javier Colina, complicidad sonora que comienza hace más de treinta años, ha presentado su proyecto New Quartet, con tres músicos jóvenes israelíes residentes en Nueva York.

Nos reunimos con Chano un mediodía en el Café Central para conocer de propia voz su perspectiva de vida después de cuarenta años de prolífica producción musical.

CHANO DOMÍNGUEZ / Agosto 2018 madrid

¿Cómo definirías el proyecto “New Quartet” junto al trío israelí residente en Nueva York compuesto por Hadar Noiberg (flauta), Naam Wiesenberg (contrabajo) y Amir Bar Akiva (batería)?

Hacemos una música muy libre, basada en la cultura de ambos, tocamos música ladina en clave flamenca, música Andalusí.

Los músicos israelíes son músicos que entienden perfectamente la rítmica de la música española, compartimos la misma manera de sentir los ritmos, es fácil trabajar con ellos.

También presenté con Martirio un proyecto sobre la obra de teatro “Bola de Nieve”. Lo siguiente fue la gira por Perú, Ecuador, Chile, Argentina y Brasil a dúo con Paolo Fresu, trompetista italiano.

FRESU E DOMINGUEZ IN CONCERTO by Enrico Linaria

Café Central (Agosto 2018 Madrid) “New Quartet”
Chano Domínguez, Hadar Noiberg, Naam Wiesenberg, Amir Bar Akiva

Chano Domínguez & Paquito De Rivera

Café Central (Agosto 2018 Madrid) “Spanish Brass”

Chano, ¿cómo es tu vida?

Desde que vivo en EEUU es una diáspora, hoy estoy aquí, mañana allí, me separé hace dos años, he perdido el concepto de hogar. Ahora estoy en Madrid y mi hogar es éste durante tres semanas. 

Procuro sentirme bien, llevo una vida bastante tranquila dentro del desorden que llevamos los músicos; intento rodearme de las cosas básicas, de lo que necesito. Doy gracias a la vida por permitirme seguir tocando y hacer la música que quiero. Lo estoy disfrutando, lo entiendo como un privilegio, tomando mucha conciencia y mucho respeto. Cada vez me siento mejor, más fuerte y concentrado en las cosas que son beneficiosas para mí.

¿Tocas mucho en Nueva York?

No suelo tocar demasiado. Este año he hecho cuatro conciertos en el Lincoln Center, pero hago muchas sesiones en mi casa, además, estoy rodeado de buenos músicos.

Ravi Coltrane es vecino mío, Gil Goldstein, arreglista; Jay Rodríguez saxofonista, me ayudó mucho y me conectó con mucha gente cuando llegue a Nueva York.

Autoridades de jazz. ¿Cómo fue la llegada a NYC?

Cuando llegué a NYC iba a quedarme unos meses en un apartamento de una musicóloga que daba unos cursos fuera, pero repentinamente lo vendió y tuve que buscar en dos semanas una casa. Empecé viviendo en Dumbo una zona muy bonita de Brooklyn en la orilla del río Hudson.

Ahora vivo en Greenpoint. En el edificio vive mucho artisteo con mucha peste a marihuana (risas…). Mi apartamento tiene un sótano donde tengo el piano y la batería y podemos tocar todo el día.

Café Central (Agosto 2018 Madrid).
Ariel Bringuez, Chano Domínguez, Pablo Martín Caminero, Begoña Villalobos

El flamenco era la música que se escuchaba en casa de Chano Domínguez; su padre con una gran colección de vinilos era aficionado al flamenco y su madre cantaba copla. A los ocho años Chano comienza a tocar la guitarra española, instrumento al que económicamente podía optar; más tarde le proponen dirigir el coro de la iglesia de San José, su barrio y empieza a tocar el armonio de la iglesia. A partir de entonces fascinado por el piano se dedica íntegramente a él.

En 1978 graba su primer proyecto profesional como teclista del grupo Cai, un grupo de rock sinfónico que fusionaba ritmos de flamenco con las influencias anglosajonas del momento, de grupos como king Crimson, Genesis, Pink Floyd.

Ahora, tras cuarenta años dedicados a la música, el reconocimiento de la crítica y público es patente: “Me siento muy pequeñito. Soy una persona muy normal y sigo sintiéndome un aprendiz de la música”.

JERRY GONZALEZ- CHANO DOMINGUEZ / Rumba Pa´ Jerry

¿Qué crees que has aportado a la música y al jazz?

¿Aportado? … ¡No sé! Espero no haberle quitado nada (risas…). ¡Con eso ya vamos bien! Si he aportado algo es la visión particular que yo tengo de canalizar la música que a mí me gusta, eso pasa por el jazz y por el flamenco. El flamenco porque es la música con la que me he criado y el jazz siempre ha formado parte de mí, es la música que más me ha llamado la atención porque es una música improvisada que se puede crear en el momento, por eso me enfrasqué en el jazz. Es lo que he estado estudiando y sigo estudiando.

En tú opinión, ¿cuál es la riqueza del lenguaje de jazz?

El jazz tiene un vocabulario muy extenso para poder expresarme y decir las cosas que yo quiero decir. El jazz te da una visión muy amplia o muchas visiones diferentes de una estructura musical, de una cadencia armónica que te permite crear un montón de nuevos colores y nuevas formas sobre esa estructura. Lo más atrayente del jazz es la capacidad a través de un lenguaje de poder variarlo y recrearlo a tu gusto. Cuando me subo a tocar me gusta no pensar demasiado sino más bien sentir.

¡Eso se trasmite! ¿Ese es Chano, el músico?

Es lo que intento, vender sensaciones. La gente está muy necesitada de sentir, la música es el alimento del alma. Las artes en general. El ser humano necesita de eso; si no, nos volvemos grises y apáticos.

Yo soy el músico que soy porque es la consecuencia de todo lo que yo he vivido. Todas las experiencias en las que yo he participado, que me han hecho ser quien soy y tener el lenguaje musical que tengo.

PAQUITO D’RIVERA CHANO DOMINGUEZ / Quartier Latin.COMPLETO

CHANO DOMINGUEZ / Jazzahead! 2017

PAQUITO D’RIVERA & CHANO DOMINGUEZ QUARTIER / Latin – Poinciana

¿Cómo defines la música que haces? ¿Por qué llega al público?

La música que yo hago, al tener todo el movimiento rítmico de la influencia del flamenco, la hace muy rica y le llega a la gente. Se entiende muy directa en Latinoamérica y en EEUU porque yo toco mucha música americana en clave flamenca. Hay sitios que son menos expresivos, como Alemania. En Asia se vuelven locos.

Esa facilidad que tienes para fusionar flamenco y latino es fascinante ¿Cómo han influido las diferentes culturas en la música?

¡Cómo no! Están tan cerca que pueden convivir juntos. Los músicos latinos y los flamencos viven igual, tienen la misma manera de entender la fiesta, de vivir la calle.

Todo está conectado, la música afrocubana no sería afrocubana sin la influencia de la música española o latinoamericana. El flamenco ha estado muy influenciado por la música latinoamericana. En el flamenco tenemos lo que se llaman Palos de Ida y Vuelta, que comparten claves rítmicas con el otro lado del Atlántico. Son guajiras, colombianas, milongas, habaneras. 

Has tocado con Paco de Lucía, con Wynton Marsalis, etc. ¿Qué experiencias te han influido?

He tocado con muchos músicos y de todos he aprendido y de todos aprendo. Javier Colina, Michael Olivera… acabo de tocar con ellos. 

Spanish Brass, que están tocando mi música; estoy orgullosísimo de que estos grandes músicos estén conmigo en el escenario. He tenido la suerte de subirme a tocar con Paco de Lucia; he aprendido de un montón de grandes músicos como Wynton Marsalis, Jack DeJohnette, Herbie Hancock, Paquito De Rivera, etc. Me siento un privilegiado. 

Se aprende de la actitud de estos músicos, como están en el escenario, como tener voz propia y ellos lo tienen muy claro, saben lo que quieren y suenan a ello.

 CHANO DOMINGUEZ CON BEGOÑA VILLALOBOS

¿Cómo ves el jazz en España?

Creo que no se han hecho las cosas bien. Por un lado, hemos fomentado mucho la docencia en cuanto a música moderna jazz, flamenco en las escuelas y hemos formado a muchos músicos. Camadas que salen cada cuatro años con el nivel superior, tocando muy bien, que no tiene dónde tocar, ni dónde dar clase. Tenemos una buena cantera de músicos jóvenes, pero necesitan una estructura local, provincial y estatal para poder desarrollarse. Eso es lo que veo que no hay.  En la época del PSOE se hicieron muchos auditorios, salas de cultura, pero eso está enterrado, se hacen programaciones escuálidas. Falta que haya un Ministerio de Cultura que mire por la cultura, ya que la iniciativa privada en este país es muy corta.

En abril hemos podido verte en Valladolid con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, con Jesús López Cobos como director. ¿Qué cosas te quedan por hacer?

Tengo pendiente escribir un concierto para piano y Orquesta Sinfónica; toda una obra en clave de mi música, jugando con todos los aspectos musicales que yo manejo en base a los ritmos del flamenco, a la armonía más moderna y a melodías más tradicionales. Eso es algo que quiero hacer; tengo que encontrar el momento para mí y enfocarme en ello.

Agradecer a Chano Domínguez el tiempo dedicado a In & Out Jazz.

CHANO DOMINGUEZ & JACK DEJOHNETTE / “Mister C.I”

Escrito por Begoña Villalobos

12 de Diciembre de 2018

Pin It on Pinterest

Share This