Seleccionar página
In & Out Jazz entrevista a David Sancho

In & Out Jazz entrevista a David Sancho

In & Out Jazz entrevista a David Sancho

26

SEPTIEMBRE, 2019

Ficha:

DAVID SANCHO MANGAS, compositor, pianista. 

Escrito por Begoña Villalobos

Fotógrafo: Pepe Sanz

Más conocido en la escena musical madrileña como multi- teclista, David Sancho Mangas (Madrid,1987), compositor y pianista destacado en su generación, vuelve a sus orígenes como pianista clásico con su nuevo trabajo discográfico y primer álbum a su nombre, Piano Solo (grabado con el sello discográfico Lo Otro y masterizado en los Estudios Cezanne).

“Mi discurso no es de artista, ni de genio”

El álbum Piano Solo nace de la experiencia en el Hospital 12 de octubre, dentro de la asociación: Música en Vena, un estudio sobre la repercusión de la música en varias enfermedades. A partir de su estancia como MIR (Músico Interno Residente), David Sancho rescató partituras de música clásica y empezó a desarrollar improvisaciones a piano acústico con claras influencias de jazz, pop y pianismo clásico. Piano Solo, interpretado de manera sobria y con tendencia al lirismo, cuenta con un fraseo cuidado y elegante de prolongadas líneas expresivas, In&OutJazz. 

Sin olvidar el sentido jazzístico, algunos temas tienen un carácter más clásico, algún otro, sobre una capa de sintetizador es más electrónico. La elección del repertorio es importante, así mismo David Sancho lleva a su terreno con autoridad el estándar de jazz de Jerome Kern, All the Things You Are, y lo interpreta con una densidad importante, como si fuera un estudio de György Ligeti.

Piano Solo, es una de las múltiples facetas. David Sancho toca música electrónica de manera solvente y es un incansable experimentador de teclados, In&OutJazz.  Especialista en el control de la estética sonora de diferentes sintetizadores, domina sonidos como el rock sinfónico de los 70 y la estética ochentera. Es un músico ecléctico que no se resiste a la experimentación y mezcla tanto música clásica, como jazz, electrónica, hip hop y pop; tiene numerosos trabajos como teclista acompañante, multi- teclista y set híbridos de teclado/ piano.

Me considero músico de jazz, es lo que más me identifica

David Sancho

David Sancho Piano Solo “Glucosas y Metamorfosis”

Desde 2015, David Sancho combina su producción individual con otros proyectos paralelos como Monodrama, trío junto a Mauricio Gómez al saxofón, y Alberto Brenes a la batería. Una banda estable de post jazz, con dos álbumes editados: Modern Post Mortem en 2015 y el último Anathema en 2018, donde combina lo analógico con lo digital, lo electrónico con lo acústico. El trío es un laboratorio de creatividad con momentos muy libres, en los que mezcla influencias que van desde el rock progresivo, jazz de vanguardia pasando por una estética avanzada contemporánea de los años 50, junto a estructuras elaboradas, largas y complejas de música electrónica. 

La versatilidad de este músico queda patente en todos los diferentes trabajos. También es miembro de SanChema, un proyecto a dúo con el guitarrista Chema Saiz, donde combina el jazz de vanguardia con la música electrónica y música post rock. Es productor y compositor de los discos The Breitners y La vida Sostenible de la banda de hip hop-jazz The Breitners, junto con el rapero Artes como Maestro de Ceremonias.

Multipremiado desde muy joven, comienza el conservatorio con 7 años, se gradúa en Piano y Pedagogía del Piano, en Música Contemporánea en el Conservatorio Superior de Música de Madrid, y posteriormente consigue el título en Piano Jazz en el Conservatorio Superior de Rotterdam Codarts Hogeschool voor de Kunsten, siendo galardonado con la beca Nuffic Scholarship, la más prestigiosa de los Países Bajos. También cursa dos años de Dirección de Orquesta.

En 2012 en Holanda grabó su primer disco con una banda multinacional llamada Hipmotik Orchestra, en el que mezcla hip hop y funk.

In&OutJazz: De 2008 a 2012 estudias jazz en Rotterdam. ¿Cómo te insertas en el mercado profesional cuando llegas a España?

David Sancho: Dos meses después de llegar a Madrid, contactó conmigo el saxofonista de Fatbeat, Andrés Miranda, que estaba montando una banda de hip- hop con Artes, José Vera, Federico Marine (The Breitners), necesitaban un teclista y empecé a trabajar.  

Como sideman he acompañado a Jorge Pardo (en su proyecto he tocado teclados, otro proyecto con piano acústico de estándares de jazz); en el Café Central (Madrid) he colaborado haciendo un set híbrido piano/teclado a trío con Munir Hoss.  He tocado junto a Henry Cole, a Noa Lur, Antonio Lizana en Oriente, junto a Reinier Elizaldre en Condado Sound System, con Raquel Molina en Dance the Life. También he tocado como teclista en Unbalanced, composiciones originales de Moisés P. Sánchez en un álbum homenaje a Leonard Bernstein.

Ahora compagino mi labor como profesor de piano clásico y piano moderno en la Escuela Municipal de Boadilla del Monte con mi labor concertística y compositiva.

¿Cuáles son tus influencias más tempranas?

¡Me gusta tanto la música! No soy muy elitista; en el coche escuchaba a Vetusta Morla. Escucho muchos tipos de música Pearl Jam, Pink Floyd, The Beatles, entre otros. Me encanta Robert Glasper, Brad Mehldau, Bill Evans…

¡Sonríes más con el teclado! Te consideras ¿teclista o pianista?

El piano es que ¡es más grande! (risas), cuesta más sacar sonido; ahora me voy a comprar un teclado con un contrapeso más cercano al piano, donde puedo probar otros tipos de sonido. Siempre me he sentido pianista. Sin dejar de experimentar con el teclado yo soy pianista clásico. 

A partir de Música en Vena has podido desarrollar el nuevo proyecto, ¿de dónde parte la idea de un disco a piano solo?

A partir de Música en Vena, he vuelto a escuchar a Ludwig Van Beethoven, a Johann Sebastian Bach, todos los clásicos. Mi álbum a piano es un espacio de creatividad y de responsabilidad muy grande que me apetecía asumir.

Hay álbumes a piano solo muy buenos, como After Bach, un disco de locos, de Brad Mehldau, también tiene un disco recopilatorio de diez años girando a piano solo. El disco a piano solo de Tigram Hamasyan es una maravilla. Moisés Sánchez, un referente para mí, tiene un disco a piano solo brutal, Soliloquio

¿Hay que sentirse muy seguro como pianista para acometer un disco a piano solo?, ¿Sientes que tienes dominado el piano?

Después de 25 años ya puedo empezar a dominarlo (risas), tengo 32 años, empecé a tocar a los siete. El piano es un monstruo. Nunca lo dominas. Cualquier instrumento llevado al extremo del virtuosismo o conocimiento técnico, es inabarcable. Sacar contrapunto a dos manos, cosas que hace Brad Mehldau, Bill Evans, Tigran Hamasyan, me gustaría poder hacerlo fluidamente. Ahora he vuelto a ver mis defectos de rapidez y velocidad con la mano izquierda.

THE BREITNERS – AVIONES DE PAPEL | Live in Los Carmenes

THE BREITNERS – La vida sostenible (VIDEOCLIP OFICIAL)

¿Cómo juegas con esa frustración?

Con esfuerzo y sacrificio; cada vez la llevo mejor, no soy competitivo pero soy autoexigente, mi intención es acercarme a los músicos que me gustan y que escucho. Los años de formación son años finitos. En mi caso fue desde los 18 hasta los 24. Luego, una vez que acabas la formación, el desarrollo profesional impide que en las horas centrales del día puedas estudiar. Lo que hago es levantarme muy pronto y aprovechar cada hueco libre de mi tiempo. De repente te plantas con muchos proyectos a la vez: el próximo proyecto con Michael Olivera con un repertorio, otro repertorio con The Breitners, diferente con Antonio Lizana, luego con Noa Lur, etc. Presento mi disco, Piano Solo, toco con Marta Mansilla que acaba de publicar su álbum debut, Acuarela de Paso, después viajo con Luis Verde a México para presentar su disco.

¿Cuál dirías que es tú punto fuerte?

Para mí, es importante la tenacidad; soy organizado, constante, considero que cada proyecto merece el 100 % de mí, dar lo máximo, con cierta salud mental, sin autoflagelarme, con cierta capacidad de sacrificio y de profesionalidad. No estoy tocado por una varita mágica, tengo cierta facilidad porque no he hecho otra cosa, soy una persona eficiente y responsable. He tenido muy buenos profesores de piano de clásico, una profesora de lenguaje musical excelente, Pilar Ariño, que ha sido mi mentora. 

¿Cómo das forma a tus conceptos musicales en Piano Solo?

El concepto depende de la banda en la que esté, Piano Solo no es un disco conceptual. He conseguido hacer un disco con cierto arco, con coherencia y unidad en la selección de los temas; para mi es importante colocar el orden de las pistas. Yo inicio los conciertos de una manera y los acabo de otra y quiero que esté plasmado en el disco. El disco ésta grabado en una toma. La mezcla del disco, da sensación de aire con cierta reverberación porque ésta hecho para ser escuchado de principio a fin. Varios temas van unidos como una pieza, entre los 3 primeros, no hay silencio, hay un cambio de tema pero es la misma pista. 

¿No te gusta el aplauso?

Me gusta el aplauso, claro que me gusta. Piano Solo intento que sea una obra artística. Estoy más interesado en una escucha pausada y sosegada. También en Monodrama presentamos un bloque de dos o tres temas seguidos, para que haya una unidad. 

¿Cómo te has enfrentado a la composición en Piano Solo?

Me he enfrentado de una manera más seria, más sosegada. Hasta este disco, las composiciones han sido temas con estructura pero no temas largos, ahora quería componer piezas más clásicas, más orquestales. El disco Metamorfosis de Moisés Sánchez me ha inspirado, por ello un tema está dedicado a él.

¿Qué discos de jazz contemporáneos del panorama español destacas?

Daniel Juarez, Neuronal.  Luis verde, Vientos Cruzados. Samsara de Daniel García Diego. Dentro de una estética de jazz más clásico, el último disco de Miguel Rodríguez, keepsake.

¿Qué te diferencia de otros pianistas?

Todos tienen una sensibilidad asombrosa. Mi lado fuerte es la versatilidad, me considero creativo, responsable y eficiente. Para mí es tan importante ser buena persona, como ser buen músico. Tener empatía con los compañeros, poder ser amigo es fundamental. Todos tenemos egos y zonas oscuras en nuestra psicología que hay dejar a un lado.

Lo tienes todo.

No sé si soy así, pero intento ser antes que nada persona.

MONODRAMA / Bogui Jazz, 29 de junio de 2018 / “Horribile Dictu”

“PORTRAIT OF RONAL” (MNDRMOOAA)

Voorronde Erasmus Jazz Prijs 2012 – David Sancho Mangas

¿Cuáles son los criterios que utilizas en cuanto a composición e interpretación?

No es lo mismo la composición a piano solo que si quiero componer para una banda más grande. En este caso tengo que ver cómo suena; ahora estoy empezando a componer mi primer disco a trio (piano, contrabajo y batería) con Alberto Bremes y Pablo Martín Caminero al contrabajo. Va a ser un homenaje al rock sinfónico, voy a tocar temas de King Crimson y Pink Floyd. El tema A Day in the Life de los Beatles para mí es el inicio del rock sinfónico. 

Begoña Villalobos y David Sancho

Yo imagino cómo va a ser pero hasta que no haga un ensayo no sé cómo suena. Voy a hacer pequeñas suites. El trabajo es complejo porque tengo que re-armonizar e intentar describir varios temas de estas bandas, luego dar un empaque para que sea un homenaje sin que sea algo literal del todo. La interpretación es más compleja en cuanto a la escritura que tocando a piano solo. En Piano Solo, yo me peleo conmigo mismo, realmente el 70 % ya está hecho. Hay una dificultad técnica, tengo que estudiar cada tema pero no puedo cerrarlo del todo porque si lo hago, no tiene frescura cuando improviso en cada concierto.  Te puedo decir que he escuchado el disco un millón de veces, ahora, tengo que alejarme del repertorio para tener otra perspectiva. Es una lucha, una búsqueda de equilibrio entre lo que es una concepción más de pianista clásico y una concepción de jazzista a por todas.

Escrito por Begoña Villalobos

26 de Septiembre de 2019

In & Out Jazz sobre Godwin Louis

In & Out Jazz sobre Godwin Louis

In & Out Jazz entrevista a Godwin Louis

12

SEPTIEMBRE, 2019

Ficha:

GODWIN LOUIS, saxo alto

(Harlem, New York, Estados Unidos)

Traducción por Camila Jessel

Escrito por Begoña Villalobos

Fotográfias: 

Chiara Pezzani

Emilio Ramón Mendez

Miguel Martínez

La visita del saxofonista Godwin Louis (Harlem, Nueva York. 1990) al madrileño club de jazz, Bogui, representa un acontecimiento dentro del panorama jazzístico internacional, pues es sin duda uno de los titanes del saxo alto. Muy interesado en el cruce de culturas, Godwin Louis es un hombre poco corriente, a sus 29 años ha recorrido 101 países con el interés de investigar y profundizar en las raíces del jazz.

En sus composiciones, Godwin Louis, une tradición y vanguardia, desde el sonido más ancestral de África hasta el jazz más vanguardista de EE.UU. In&OutJazz

Además de tocar, componer e investigar, está dedicado junto con parte de su familia a la ONG eXperience Ayiti, en Haití, de la cual es miembro fundador.

Él mismo se define como musicólogo étnico.  La composición de su doble álbum debut, Global (Blue Room Music. 2019) nace tras la experiencia en la investigación que realizó en África y América Latina, gracias a la Comisión de Residencia de la Jazz Gallery de Nueva York, sobre la conexión musical y cultural entre Haití y Nueva Orleans y la música exportada de África a través del comercio transatlántico de esclavos.

Este proceso de investigación y profundización en los orígenes del jazz hace que su música sea multicultural, o como dice el título de su álbum: Global. In&OutJazz

Su padre, de origen haitiano, era un hombre intelectualmente brillante, pastor de la iglesia protestante, motivo por el cual Godwin estuvo en contacto con la música desde muy pequeño. Segundo de cinco hermanos, creció en un ambiente musical. Su primer instrumento fue el piano que su padre le regalo en su quinto cumpleaños, aunque fue su tío Robert, guitarrista de jazz, quien le introdujo en el mundo del jazz y la música afro-cubana.

The Godwin Louis Sextet – Siwel / The Checkout–Live at Berklee

“Recuerdo a mi tío Robert regalándonos cds de jazz: Charlie Parker, Cannonball Adderley, Sony Rollins, Herbie Hancock, Mc Coy Turner, música afro-cubana, música muy variada, por eso mi gusto es ecléctico. Crecí con todas las influencias culturales de EE.UU que reúne las culturas más antiguas que han existido”, comenta Godwin Louis. 

 Godwin Louis empieza a tocar el saxofón a los nueve años cuando se muda con su familia a Haití. Esta experiencia le forma culturalmente y le ayuda a conocer sus raíces. En Haití colabora con Ludovic Lamothe conocido como el Negro Chopin, pianista, compositor haitiano, representante del movimiento nacionalista en la música clásica haitiana y figura emblemática por sus composiciones propias e interpretaciones de la obra de Frédéric Chopin.

La faceta de Godwin Louis como sideman no es menos importante, ha realizado giras con grandes como: Clark Terry, Ron Carter, Madonna, Herbie Hancock, Wynton Marsalis, Al Foster, Jack DeJohnette, David Baker, entre otros

InandOutJazz: Has nacido en Harlem pero parte de tu etapa de crecimiento ha sido en Puerto Príncipe (Haití) ¿Cuáles son tus orígenes y tus influencias?

Godwin Louis: Mis raíces y orígenes están en Haití, es una de mis mayores influencias musicales, he crecido con ello. Haití es una de las culturas más antiguas que han existido y tiene características únicas: raíces caribeñas, africanas y la música tradicional nativa haitiana. Además, la tradición de la música de iglesia en Haití es diferente a la de EE.UU y me he desarrollado con ambas. Todos estos sonidos de la calle, con diferentes instrumentos reflejan una herencia africana directa y han sido mi formación. Existe también en mi música, influencias europeas, por la colonización.

Debe ser difícil elegir el camino, saber qué dirección seguir.

Sí, lo es, realmente. A veces todas estas influencias van unidas o combinadas. Existe una esencia global. Global, mi álbum, es una celebración de la identidad del continente americano, tiene la esencia de todo lo que es América. El álbum contiene coros, inspirados en los cánticos de la iglesia católica, también fábulas y cuentos propios de la cultura e historia de África. Es una mixtura de todas mis influencias, ya que, aunque hay aspectos diferenciados, existe un espíritu común. El álbum contiene los cuatro focos de cultura de los EE.UU, Nueva Orleans (Luisiana), Santiago de Cuba (Cuba), la parte nativa de Haití y Salvador de Bahía (Brasil). La música es muy diferente, pero a la vez tiene muchas similitudes.

¿Qué es Nago?

Es un ritmo. Nago es una tribu yoruba de Benín (África). En el Caribe es un ritmo, dicen que es el sonido del swing original. Uno de los puntos clave en el desarrollo del jazz está en Congo Square, la zona francesa en el barrio de Tremé en Nueva Orleans donde residen gran cantidad de haitianos llevando el ritmo Nago, después de la revolución en Haití. Muchos sitúan en ese punto el origen del jazz, resultado del encuentro de la cultura de blues del Delta del Misisipi con el ritmo Nago del Congo situado en Nueva Orleans, por lo que se considera al Caribe el responsable del aspecto rítmico del jazz.

Godwin Louis, Etienne Charles, Or Bareket, Harvel Nakundi y Jeremy Dumont (Madrid. Bogui Jazz Club, Julio 2019)

¿Cómo es tú experiencia en la banda etíope “Either / Or Ensemble”?

Fue una experiencia reveladora. Etiopía fue mi introducción a la cultura africana en general. Los etíopes fueron mi entrada a la música africana. En Berklee College of Music (Boston) pude conocer, aprender y tocar en Europa con el gran Mulatu Astatke (Jimma. Etiopía. 1993) vibrafonista y compositor considerado el padre del Ethio-Jazz; también estoy en uno de sus álbumes. Esa fue mi primera conexión con la música etíope.

¿Tienes formación clásica como saxofonista?

Sí y no, pero más sí. Como estudiante de música hay que tener la mente abierta a todo tipo de sonido todo el tiempo, te guste o no te guste. Mi formación primera con el piano fue clásica. Cuando fui a Berklee College of Music sabía muchísimo. Mi familia quería que fuera profesor, mi formación es como músico educador aunque todavía no he podido enseñar (risas). A los 16 años, al reverendo de mi iglesia vio que necesitaba formación musical y me puso en contacto con Herbert Wilson, quien fue mi profesor privado. Tuvo una profunda influencia en mi vida, tanto que la cambio. Me hizo ser consciente de la historia que hay detrás de la música, las clases eran sobre jazz, historia, psicología de los músicos. No solo influye el genio particular de un músico, sino lo que hay detrás de él.

¿Es John Coltrane un genio? ¿Por qué un músico toca como toca?

Sí, es un genio, pero no solo porque es brillante también su obra ésta vinculada al contexto social e histórico de EEUU en los años sesenta, pertenece a la cultura mundial, en concreto en relación a la lucha por la defensa de los derechos humanos.

La composición Alabama de John Coltrane que aparece en el álbum Live at Birdland (1963) la escribió en respuesta al atentado del ku Klux Klan que mató a cuatro niñas afroamericanas en 1963. Las composiciones de John Coltrane, que es un predicador, están inspiradas en el discurso de Martin Luther King, diferente al mensaje de Sony Rollins, o a Charlie Parker, un doctor; son caminos diferentes pero con el mismo objetivo: hacer sentir mejor.

¿Qué saxofonistas te han influenciado?

 Todos son memorables. He estudiado mucho a John Coltrane. La primera fase de aprendizaje fue Charlie Parker, la segunda, Ornette Coleman, me recordaba a mi tiempo en Haití. Son dos de los saxofonistas que más me han influenciado junto a Sony Rollins que tiene raíces caribeñas.

Uno de mis mentores Lee konitz (saxo alto. Chicago. 1927) es capaz de unificar todo, tiene 93 años, le conocí en Nueva York, fui a verle y él vino a uno de mis conciertos, tocamos juntos, hicimos un vídeo juntos. Me hizo mucha ilusión.

Músicos contemporáneos hay muchos. Etienne Charles (Isla Trinidad. 1983) por ejemplo, hemos tenido largas conversaciones, una de las primeras fue sobre la influencia caribeña en la música de Fela kuti. Tenemos mucho en común, los dos somos signos de fuego y de raíces caribeñas y tenemos un mismo objetivo en relación a la investigación en la música.

Godwin Louis on The Checkout Live at Berklee

Jeremy Dumont Quintet – “Tenderly”

Machann Mango

¿Cómo es el trabajo en la organización eXperience Ayiti?

Soy el fundador de esta organización en Haití, la base está en la escuela de mi padre, el objetivo es lograr que lleguen a ser autosuficientes y dar visibilidad a las artes, proporcionar formación musical y donación de instrumentos, que los músicos vengan y se involucren. Este es el tercer año y el planteamiento es abrirlo todavía más. Damos clases magistrales, hacemos un gran concierto, apoyamos la música local. Han participado músicos como: Aaron Goldberg, Bennie Wallace, Etienne Charles, Charles Goold, Miguel Zenón, Melanie Charles, Allan Mednard, Michael Feinberg entre otros. 

Begoña Villalobos y Godwin Louis

¿Cuáles son tus proyectos?

Me hicieron Embajador de Cultura de Togo (África), viajaré allí con Etienne Charles en enero del 2020. Tengo previsto viajar al Congo para explorar más la historia y las fábulas del continente africano oriental, porque las raíces caribeñas se sitúan allí. Quiero grabar Global parte 2: Los Orígenes. Con idea de grabar algo muy contemporáneo.

Escrito por Begoña Villalobos

12 de Septiembre de 2019

Pin It on Pinterest