Seleccionar página
Baldo Martínez, Juan Saiz, Lucía Martínez “Frágil Gigante”

Baldo Martínez, Juan Saiz, Lucía Martínez “Frágil Gigante”

Baldo Martínez, Juan Saiz, Lucía Martínez “Frágil Gigante”

22

OCTUBRE, 2020

Baldo Martínez, contrabajo / Juan Saiz, flauta, saxofón tenor y soprano/ Lucía Martínez, batería y percusión/ Leo Records, 2020

Escrito por Ricky Lavado

Fotografía de Esther Cidoncha

Una vez más, la discográfica británica Leo Records demuestra su buen ojo y exquisito buen gusto a la hora de rastrear los márgenes creativos más osados y menos transitados del jazz actual con la publicación de Frágil Gigante, el flamante resultado del cruce entre Baldo Martínez (contrabajo), Juan Saiz (saxo, flauta) y Lucía Martínez (batería): tres ejemplos de artistas inquietos con creatividad explosiva que han decidido unir sus mentes para dar forma a casi una hora de música marcada por un impulso improvisacional en el que caben el free jazz y la música de vanguardia.

Nena – Baldo Martínez, Lucía Martínez & Juan Saiz

Frágil Gigante suena orgánico, cálido y luminoso; la paleta cromática desplegada en la interrelación de saxos, flautas, contrabajos y baterías hace transitar al oyente por caminos nunca encorsetados convirtiendo el viaje en un proceso rico en matices y siempre imprevisible. No es este un disco para escuchar con prisas, requiere de calma y atención para ir poco a poco descubriendo las múltiples capas y ángulos de unas composiciones que, valiéndose de pocos elementos, nunca juegan a lo fácil. Es aquello de la simplejidad, por usar un palabro de nuevo cuño: Frágil Gigante esconde mucha más profundidad de la que aparenta, y los laberínticos caminos por los que Martínez, Saiz y Martínez desarrollan sus composiciones se convierten en diálogos donde la sencillez formal se pone al servicio de la expresividad, la inquietud creativa y la amplitud de sonoridades y sensaciones.

En esos diálogos entre los tres creadores, tan extraños como bellísimos, todo suena intuitivo y libre, y sin embargo atraviesa el disco una sensación de coherencia interna envuelta en misterio. Uno diría que la telepatía tiene algo que ver en este proceso creativo. Al escuchar el álbum sientes que todo tiene sentido aunque no sepas identificar exactamente el porqué: como escuchar una conversación en un idioma desconocido o intentar descifrar un jeroglífico. En esa conversación entre cuerdas, vientos y percusiones prima la sensación de espacio, y la economía de elementos da como resultado un proceso en el que los planos se convierten en un elemento esencial: nadie se pisa aquí, nadie interrumpe a nadie, hay oxígeno en todo momento y cada escapismo expresivo en el que uno de los elementos toma el protagonismo se convierte en un interesantísimo punto de fuga arropado por la textura y timbre armónico de los otros dos. 

En lugar de jugar a las tensiones propias del free jazz, la libertad expresiva y la huida de la forma concreta se consigue en este disco gracias a un delicado equilibrio en el que nunca se busca el choque entre opuestos. Los brochazos de pintura que protagonizan la portada funcionan como metáfora o complemento perfecto a la música desplegada a lo largo de los casi cincuenta minutos de duración de Frágil Gigante: texturas, profundidad y lógica armónica en la construcción de un todo nunca específico que, perdonen el lugar común, es mucho más que la simple suma de sus partes. 

Sólo nos queda esperar que, visto el excelente resultado desplegado en este trabajo, la relación creativa entre Baldo Martínez, Juan Saiz y Lucía Martínez tenga continuidad en futuros proyectos: en estos tiempos de frivolidad y velocidad vertiginosa de consumo es de agradecer poder sumergirse en discos tan ricos, profundos y complejos como este.

Jazz Café Gijón. Baldo Martínez & Juan Saiz. 2/3/2018. Concierto

Escrito por Begoña Villalobos

22 de Octubre de 2020

Florian Arbenz “Convergence”

Florian Arbenz “Convergence”

Florian Arbenz “Convergence”

18

OCTUBRE, 2020

Florian Arbenz, batería / Maikel Vistel, saxo tenor/ Jorge Vistel, trompeta/ Nelson Veras, guitarra /Jim Hart, vibrafonista/ Rafael Jerjen, contrabajo

Escrito por Begoña Villalobos

Fotografía: Daniel Ranz

Convergence (2020, Hammer Recordings) es un proyecto conjunto a sexteto formado para la grabación de este álbum en la ciudad de Basilea (Suiza). El sexteto se caracteriza por la rica diversidad de nacionalidades y culturas que, como el título indica, convergen y exploran el eje de una línea de música improvisada contemporánea, llena de matices que rompen la barrera de lo convencional.

Florian Arbenz & Convergence – Schaffhauser Jazzfestival 2020

El álbum es producido por el baterista y compositor suizo Florian Arbenz, integrante del trío VEIN formado en Basilea hace más de una década.

El sexteto está formado por estrellas del panorama internacional del jazz. A los vientos, dos habituales de la escena de jazz española, reconocidos instrumentistas y compositores cubanos profundamente conectados con sus raíces, Jorge Vistel a la trompeta y Maikel Vistel al saxo tenor, que ahora más que nunca juegan en la liga del jazz internacional. Florian Arbenz y los hermanos Vistel –Vistel Brothers- se conocieron en 2002 en La Habana y desde entonces han estado colaborando juntos. Después de estar un año compartiendo giras por Europa, Arbenz y los hermanos Vistel decidieron grabar este proyecto con guitarra y vibráfono. Acompañados por el guitarrista brasileño Nelson Veras y el vibrafonista inglés Jim Hart, que lidera Cloudmakers Trio/Quinteto junto a Michael Janish (contrabajo) y Dave Smith (batería) y el bajista australiano Rafael Jerjén integrante del Trío Max Mantis 

«Convergence» by Florian Arbenz & Vistel Brothers/ Nelson Veras/ Rafael Jerjen

El álbum está inspirado en parte por los grandes bateristas y directores de banda, desde Art Blakey y Max Roach a Jack DeJohnette y Peter Erskine.

El hilo conductor de Convergence es de una línea conversacional basada en técnicas compositivas de vanguardia, que giran en torno a las excelentes interacciones entretejidas por los instrumentistas que van desde la abstracción hasta la estructura melódica. Abre el álbum una de las dos composiciones de Jorge Vistel, titulada Little idea, con un suave diálogo entre guitarra y vibráfono e intervenciones enérgicas entre el tenor, la trompeta y la batería. Maikel Vistel se explaya en un rápido solo en Fast Lane (una de las composiciones de Florian Arbenz).  Strong Steps, una de las cuatro composiciones de Maikel Vistel, es una composición sobresaliente por el extenso abanico de polirritmias basadas en los ritmos Batá, haciéndose notar en el contrapunto de las tres melodías, en las que se establece una intensa interacción a dúo entre saxo y trompeta. Cierra el álbum con broche de oro Edificio17, una de las dos composiciones de Jorge Vistel.

Florian Arbenz/ Vistel Brothers CONVERGENCE

Escrito por Begoña Villalobos

18 de Octubre de 2020

“In The Moment” álbum. Pat Bianchi

“In The Moment” álbum. Pat Bianchi

“In The Moment” álbum. Pat Bianchi 

05

OCTUBRE, 2020

Pat Bianchi, órgano /Byron Landham, batería / Paul Bollenback, guitarra/ Savant Records, 2018

Escrito por Ricky Lavado

Editado por Begoña Villalobos

El neoyorquino Pat Bianchi, uno de los teclistas internacionales más virtuosos de jazz, defensor del clásico sonido de trío de órgano jazz, nunca ha tenido reparos en admitir la profunda admiración que profesa por el trabajo del icono organicista de Filadelfia Joey De Francesco, otro de los gigantes del sonido del Hammond en la actualidad, y quizá la elección por parte de Bianchi de Byron Landham a la batería y Paul Bollenback a la guitarra, como escuderos para la grabación de “In The Moment”, pueda ser leída en clave de velado homenaje, o de declaración de intenciones incluso (tanto Landham como Bollenback acompañaron a Joey DeFrancesco en la grabación de su “Live at the Five Spot”).

 

 

The Pat Bianchi Quartet Humpty Dumpty

“In The Moment” (Savant Records, 2018) suena cálido, recogido y natural. El equilibrio y el orden priman en un disco comedido en el que Bianchi ofrece dos composiciones propias y se hace acompañar de un selecto grupo de colaboradores de altura para dar forma a un buen puñado de versiones, alguna de ellas sorprendentes.  Evidentemente la interpretación es correctísima en todo momento, de gran destreza armónica e intensidad rítmica propias de Bianchi. El alto nivel de todo el personal involucrado en la creación de este disco está más allá de cualquier cuestionamiento, pero quizá sea precisamente esa corrección escrupulosa uno de los lastres de un conjunto en el que todo funciona, y nada estremece. Todo en este disco encaja de manera pulcra y, a la vez, fría y por momentos excesivamente estandarizada, convirtiéndose en una escucha tan disfrutable como poco espectacular.

El origen ajeno a la tradición del Jazz de algunas de las piezas escogidas por Bianchi, como las revisiones de “Crazy”, de Willy Nelson, y “Don’t You Worry About a Thing”, de Stevie Wonder, junto a la reinterpretación del “I Want to Talk About You” de Billy Eckstine (con la colaboración de la maravillosa voz del malogrado Kevin Mahogany), ofrecen al conjunto un punto de frescura y versatilidad en un repertorio centrado principalmente en torno a algunos nombres gigantes de la historia del Jazz. Bianchi y su banda se atreven con Wayne Shorter (Fall), Thelonious Monk (Four in One), Chick Corea (Humpty Dumpty) o Miles Davis (Barracudas). La paleta cromática del sonido de Bianchi se ve enriquecida a lo largo de la hora de música que dura el álbum por las aportaciones de Joe Lock la vibráfono, Carmen Intorre Jr. a la batería, y la guitarra de Pat Martino y Peter Bernstein, añadiendo al sonido clásico y virtuoso del trío principal (Bianchi, Landham y Bollenback) aires lounge e incluso reminiscencias de blues. Si la variedad del repertorio elegido dota al disco de una excesiva ligereza que lo convierte en disperso, o si por el contrario constituye uno de sus puntos fuertes, es una decisión que queda en manos del oyente. A lo mejor la emoción y la sorpresa no tienen por qué ser valores en sí mismos, a veces lo que necesitamos es disfrutar de estos músicos de alto nivel de la escena de jazz internacional que sin necesidad de sacudidas emocionales nos brindan un increíble swing.

Editado por Begoña Villalobos

05 de Octubre de 2020

BENJAMIN SANZ “DIRECTIONS QUINTET- THE ESCAPE” ÁLBUM

BENJAMIN SANZ “DIRECTIONS QUINTET- THE ESCAPE” ÁLBUM

Benjamin Sanz “Directions Quintet- the Escape” álbum

02

OCTUBRE, 2020

Benjamin Sanz Directions Quintet. Benjamín Sanz, batería/ Hermon Mehari, trompeta /Rob Clearfield, piano/Ricardo Izquierdo, saxo /Luca Fattorini, contrabajo

Fotos: Marion Brunet / Philippe Lévy-Stab /Collectif MiRR 

Diseño Gráfico del álbum: Yannick Le Vaillant

Escrito por Begoña Villalobos

Con Directions Quintet- The Escape, nos adentramos en la escena actual del jazz parisino, con la reciente publicación del nuevo disco liderado por Benjamín Sanz, baterista, compositor y director artístico del colectivo MiRR desde 2013.  Se trata de un álbum publicado con el sello francés MiRR/L´Autre Distribution, junto con un elenco de músicos, todos ellos habituales y destacados improvisadores en la escena de jazz estadounidense y europea.

«KC» – Benjamin Sanz Directions feat Julia Haile & Tim Braun

Es un trabajo en formato de quinteto caracterizado por una gran diversidad de músicos. Formado por el nativo de Chicago Rob Clearfield https://robclearfield.bandcamp.com/  al piano, el reputado trompetista Hermon Mehari  (vinculado a la escena musical de Kansas City, cuna de Charlie Parker -Bird-, y relacionado con grandes de la escena de jazz afincados en esa ciudad como Logan Richardson), Ricardo Izquierdo saxofonista cubano residente desde 2001 en París, relacionado con el jazz de vanguardia y con el recorrido rítmico propio de la cultura afrocubana; y el italiano Luca Fattorini al contrabajo con su sólido sentido del tiempo y de la armonía. 

Los modismos armónicos y melódicos de la tradición negra americana definen el contexto de este segundo trabajo liderado por Benjamín Sanz, una música para improvisar incluyendo momentos en forma de melodías que permiten una búsqueda sonora con colores inspirados en la música contemporánea europea a modo de beats y tonos armónicos sostenidos por ritmos relacionados con la polirítmia africana.

El álbum es presidido por las composiciones de Benjamín Sanz. El primer tema The Escape, que da título al álbum, comienza con un beat de batería para dar paso a la suavidad de las bellas líneas melódicas de sonido brillante del trompetista Hermon Mehari, sostenido por un galopante swing rítmico. 

El protagonismo del solo de Izquierdo al mando del saxo tenor en el track titulado Awakening, seguido por el interludio al contrabajo de Luca Fattorini, preludio de la tercera pista de momentos muy libres titulada Cosmic Beings. El tema Love Song con el increíble sello de la improvisación del tenor, en interacción con la línea abierta y fina que caracteriza el sonido al piano de Rob Clearfield. 

En 2004 Benjamin Sanz comienza su andadura musical junto con su mentor, el legendario baterista estadounidense Sunny Murray, en la organización de la jam La Miroiterie en Menilmontant (Paris), una plataforma de conocimiento musical en torno a una estética jazzística. Por ello, la penúltima pista del álbum titulada Farewell, es una composición tributo al baterista James Marcellus Arthur Murray, conocido como Sunny Murray, uno de los pioneros del estilo de batería de jazz libre y mentor de Benjamín Sanz.

En 2011, éste publica su primer álbum como líder de título Mutation Majeure con el sello de Archie Shepp (Archiball/Harmonia Mundi). 

La composición KC abreviatura de Kansas City merece dos versiones, una instrumental y otra vocal a cargo de Julia Haile y Tim Braun que cierra el disco.

Esas direcciones, como el título del álbum indica, reflejan el deseo de conectar las diversas corrientes musicales apelando al juego de la interacción de los instrumentistas que mantiene al oyente en una escucha enérgica de principio a fin.

«KC» – BENJAMIN SANZ «Directions» Quintet – Live Extract

Escrito por Begoña Villalobos

2 de Octubre de 2020

Pin It on Pinterest